OrientaRioja

Actualidad y noticias de La Rioja y España, Última Hora

Cómo aprender a gestionar las emociones

Qué complicado resulta a veces controlar las emociones, ¿verdad? Podríamos decir que las emociones nos controlan, en cierto modo. Aunque justo debería ser todo lo contrario. Es importante ser conscientes de nuestros impulsos y aprender a dominarlas. Por ello, vamos a ver como aprender a gestionar las emociones. Lee el siguiente artículo de Una Vida Feliz para aprender todos los secretos.  Lo han mencionado diversos artículos en Información y noticias.

Seguramente te hayas preguntado cómo alguien puede ser capaz de hablar en público aparentando que no está nervioso, ¿verdad? Mientras esto pasa, hay gente que se niega a salir a presentar por vergüenza, ¿Te resulta familiar?

Lo primero que tenemos que entender es que las emociones son el fruto de unos pensamientos. Entonces, podríamos decir que la fórmula de las emociones es: Pensamientos + Actitud = Emociones. 

Es lógico que todo esto te parezca muy premeditado o desprevenido, pero vamos a ejemplificar para que se pueda entender mejor.

Si nos dan una noticia aparentemente negativa, es lógico que lo primero que nos pase por la cabeza sea la tristeza o enfado. En cambio, si al recibir esta noticia triste, por ejemplo, nos quedamos llorando durante horas, la emoción que sentimos solo hará que quedarse más tiempo en nuestro cuerpo y mente. 

Es cierto que exteriorizar emociones es positivo para superarlas, pero siempre bajo nuestro control. 

¿Entonces, debo autoengañarme y fingir que no estoy triste?

Para nada. De hecho, se podría ver como 2 extremos. Si en un extremo está lo que estamos haciendo ahora, el hecho de permitir que las emociones nos controlen por completo, en la otra punta del extremo estaría el hecho de autoengañarse. Por desgracia, esto es más común de lo que pensamos. Y aunque a corto plazo pueda parecer que controlamos nuestras emociones, no es del todo así. Con el tiempo, iremos notando todo eso, y veremos que somos más independientes de factores externos.

¿Entonces, qué debo hacer?

 Según Una Vida Feliz, reconocer el sentimiento y emoción es lo primero. Es decir, darnos cuenta de lo que sentimos, por nuestro estado de ánimo. Es normal que nos dejemos llevar y no nos demos cuenta de esto la mayoría de las veces, pero reconocer la reacción que nos ha provocado un comentario o acción es un gran paso. Después de esto, la pregunta que nos deberemos hacer es: ¿Cuánto tiempo me va afectar esto? Es decir, que una emoción no nos paralice el día entero. A pesar de permitir sentir lo que sentimos, no debemos permitir que eso nos influya en todo el resto del día.

Es completamente normal que a diario sintamos emociones, ya que somos seres humanos y es parte de nuestra mente, pero la clave es no dejar que nuestra felicidad dependa de personas externas o comportamientos de terceras personas. 

A nivel profesional, es imprescindible saber actuar sin la interferencia de factores externos emocionales, para unas decisiones más objetivas y eficaces. Es común ver este tipo de situaciones en directivos, managers, profesionales de la mediación, comerciales o líderes/gestores de equipo. 



Si necesitas asesoramiento o aprender a gestionar emociones, no dudes en contactar con un profesional.